Carne de ternera con patatas al horno

tn4_img_1168

 

Ingredientes:

1 kg de patatas (los más pequeños)

1 kg de carne fresca de ternera

200 gr cebolletas

Ajo

1 taza de vino                                                                                    tn4_img_1157

Condimentos para la carne

Laurel

Aceite de oliva

Especias para patatas

1 taza de agua

 

Preparación:

Lavamos la carne y la cortamos en cubos.

En una fuente de horno colocamos la carne, espolvoreamos un poco de sal con especias, ajo cortado en trocitos, unas hojas de laurel, vertemos el vino y un poco de aceite.

Limpiamos y lavamos las patatas y las cebolletas en agua fría.

tn4_img_1162

Encima de la carne, colocamos las patatas y las cebolletas. Espolvoreamos con sal, un poco de ajo y 2-3 cucharadas de aceite de oliva.

Finalmente, vertemos por los márgenes una taza de agua.

Ponemos el molde con una tapa en el horno a fuego alto durante unos 30 minutos, luego dejamos a fuego medio-bajo durante 1 hora aproximadamente. Después retiramos la tapa y dejamos 20 minutos más a fuego alto.

Se sirve con una buena ensalada!!

Anuncios

Religión y comida: las curiosidades del Pastafarismo

El pastafarismo es una religión paródica creada en 2005 por Bobby Henderson, profesor de la universidad estatal de Oregón, como protesta a la política impuesta por el gobierno de incluir el creacionismo como alternativa al evolucionismo en las clases de biología. Aludiendo a la creencia del diseño inteligente, Henderson se inventó una religión cuya existencia es igual de demostrable que el catolicismo. Su religión, el pastaforismo, se basa en que el universo fue creado por una masa de espaguetis con albóndigas, invisible e indetectable, que flota por el espacio. Henderson envió al gobierno una carta abierta explicando que la idea de enseñar el creacionismo como alternativa al evolucionismo era una forma de saltarse la ley que prohibía la enseñanza de cualquier religión en las escuelas públicas, Imagenproponiendo la nueva religión como otra alternativa con la misma base científica que el creacionismo, para que también fuera incluida en horas lectivas de biología. Está religión está basada en el argumento ad ignorantiam de la tetera de Russel, es decir, en el absurdo que es demostrar la existencia de algo basándose únicamente en la imposibilidad de demostrar su inexistencia. Poco tardó el pastaforismo en acoger a adeptos provenientes del ateísmo y el agnosticismo, hasta tal punto que se convirtió en una religión oficial en Polonia.

Ahondando un poco más en los detalles de la variopinta religión, vemos que el universo fue creado por el espagueti volador después de beber mucho, lo cual explica las imperfecciones del mundo en que vivimos.  Además, puso en la tierra fósiles de criaturas que vivieron teóricamente antes de que se creara el universo sólo para poner a prueba la creencia de sus fieles. El cielo pastafari tiene volcanes hasta donde alcanza la vista de los que emana cerveza y varias fábricas donde manufacturan bailarin@s de striptease. En el infierno, en cambio, también hay volcanes de cerveza, pero ésta sale caliente y sin gas, y l@s bailarin@s de striptease manufacturad@s tienen enfermedades venéreas.

Como contra propuesta a la falacia utilizada por grupos religiosos de que las catástrofes y guerras en el mundo tienen una correlación inversamente proporcional al número de religiosos a nivel mundial, estableciendo así una lógica de causa-efecto, el pastafarismo defiende la correlación entre el descenso del número de piratas a nivel mundial y el calentamiento global, coronando su teoría con el hecho de que Somalia tiene el mayor número de piratas y el menor número de emisiones de CO2 del mundo.

Para completar el credo pastafari, tenemos sus “mandamientos”,  que aunque originariamente eran diez, dos se perdieron por el camino, lo cual explica la laxa moral del pastafarismo. Además, estos mandamientos no son de carácter imperativo, por lo que son denominados “me-gustaría-que”:

  1. Me gustaría mucho que no actuases como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca divinidad.
  2. Me gustaría mucho que no utilizases mi existencia para oprimir a los demás.
  3. Me gustaría mucho que no juzgases a los demás por como visten, su aspecto, su forma de hablar… mira, sólo sé bueno ¿vale?
  4. Me gustaría mucho que no tuvieras una conducta que te ofenda a ti mismo o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones.
  5. Me gustaría mucho que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas y de odio de otros con el estómago vacío.
  6. Me gustaría mucho que no construyeras santuarios multimillonarios para honrar mi tallarinesca divinidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en: acabar con la pobreza, curar enfermedades o bajar el precio de la televisión por cable.
  7. Me gustaría mucho que no fueras por ahí contándole a la gente que te hablo. No eres tan interesante.
  8. Me gustaría mucho que no hicieses a los otros lo que  te gustaría que te hiciesen a ti si te van las… eh… las cosas con mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona le interesa, disfrutadlo, y usad un preservativo. En serio, es un pedazo de goma, si no hubiera querido que disfrutaran al hacerlo habría añadido pinchos o algo.

Y hasta aquí una muestra de las curiosidades de esta gastronómica religión. Que el espagueti esté con todos vosotros.

 

¿Paleo Dieta?

La paleo dieta es una alimentación basada en lo que teóricamente comían nuestros antepasados en la era Paleolítica, cuando el hombre era cazador-recolector, así pues consiste en  comer  alimentos  como carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos, raíces, y evitar las legumbres, los productos lácteos, la sal, el azúcar, los aceites procesados… en definitiva, huir de la comida procesada que tanto nos tiene atrapados.

Nuestro intestino está preparado para ingerir  fibras. Cuando le enviamos la comida procesada,  a las paredes intestinales les cuesta mucho más movilizar esos alimentos, así como el exceso de sal es dañino, también lo es el abuso del azúcar.

¿Qué comer?

–       Intentar conseguir alimentos orgánicos, que sepamos no han sido rociados con ipaleonsecticidas. Si esto no es posible, lavemos muy bien con agua, los alimentos antes de ingerirlos.

–       Aumentar el contenido de fibra que ingerimos, para ello lo mejor será comer frutas, sin quitarle la piel. No sirve beber zumos, hay que comer las frutas. Las nueces son muy buenas porque aportan muchos nutrientes beneficiosos.

–       Ingerir alimentos con alto contenido de proteínas, como por ejemplo el pollo es muy bueno para esto. También los huevos de gallina. Si puede ser de fuentes orgánicas, es decir que sepamos que fueron alimentados de manera natural, mucho mejor.

 

¿Paleo en el mundo actual?

A todos nos gustan los dulces y es difícil decir no a un uno de vez en cuando, o privarse de comer pan, con lo rico que está!!!

Con el ritmo de vida que llevamos en las grandes ciudades es muy difícil ir al supermercado y no encontrar alimentos sin alguna intervención de la industria, la gran mayoría de alimentos que nos llevamos a la boca, han sufrido algún proceso industrial.

 

mycos

Aunque igual no podemos seguir la paleo dieta de manera rutinaria, sí que podemos empezar a eliminar algunos alimentos de nuestra rutina, sino, mirad qué galletas más ricas hacen las amigas de Mycos sin harinas ni azúcares refinados!!

 

Salud and be mycos! 😉

Empanadillas requetecaseras!!

El domingo pasado, después de pegarnos el atracón a la hora de comer con la familia; después de la sobremesa que, como siempre, se alarga hasta bien entrada la tarde; después de… todo esto… Llego a casa con la intención … Sigue leyendo

El desayuno de los campeones (de Bear Grylls)

Y es que el señor Bear Grylls apenas ha saltado del helicóptero que ya está buscando un gusano al que hincarle el diente. Lejos de lo que dice en el programa de televisión “el último superviviente”, por lo visto los insectos tienen un sabor agradable y depende de la especie se pueden consumir enteros. Por si aún no ha quedado claro, vamos a hablar de la entomofagia, o el consumo alimentario de insectos.Imagen

Ricos en proteínas (y pudiendo presentar también vitaminas, minerales y grasas), comparando  por ejemplo un saltamontes con un filete de ternera, el aporte proteínico del insecto ronda el 20% mientras que el de la ternera está en un 27%. A pesar de aportar menos proteína que la ternera (que a diferencia de los insectos, de la ternera nos gustan hasta los andares), se considera mucho más eficiente al insecto: un insecto es capaz de convertir dos kilos de alimento en 1 kilo de masa de insecto, mientras que una vaca necesita 8 kilos de alimento para aumentar en un kilo su peso.  Además, los gases de efecto invernadero producidos son inmensamente inferiores: los cerdos, a modo de ejemplo, producen entre 10 y 100 veces más gases. Si a estos datos les sumamos el hecho de que los insectos consumen residuos biológicos (hablando en plata: estiércol) y Imagenque éstos los transforman en proteínas consumibles por el ser humano, se puede inferir que estamos hablando del alimento del futuro (se reconocen más de 1400 especies de insectos diferentes comestibles).

Por poner un ejemplo, y siendo conscientes que es un alimento tabú en muchas culturas, si incluyéramos insectos en la harina, podríamos doblar su aporte de proteínas y calorías sin modificar su sabor. Así que, por mucho que nos cueste, tendremos que empezar a ver a estos bichejos con otros ojos.

Hablemos de platos por un momento, ¿de acuerdo?

 

maxresdefault

Como cocineros, sabemos que la comida es (comprensiblemente) la estrella del espectáculo. Pero, ¿dónde podríamos colocar toda esa deliciosa comida para dar el toque final?

Los platos son una parte esencial en la cocina, pero la compra de ellos puede ser un desafío. Hay tantas opciones, estilos y tiendas para elegir. ¿Por dónde empezar, si queremos comprar un nuevo juego?

Uno de los factores que deberían influir en la elección de los platos es el color que predomina en el comedor. Si está equipado con colores cálidos, sería ideal cumplir con el mismo tono alegre.

08-color-cabinets

 

 

 

 

 

 

 

Si la cocina tiene un determinado estilo – rústico, contemporáneo u oriental – también debería reflejarse en los platos que elijas.

 

platos-rusticos-lamina-importada-4122-MLA2826031982_062012-O

Por ejemplo, si tu cocina tiene un estilo clásico, se puede optar por un conjunto de platos de porcelana en colores neutros. En este caso, con un elegante color blanco vas a crear la impresión de un espacio refinado.

descarga

 

 

 

 

 

Además, si tienes una decoración oriental, intenta alegres motivos chinos – en este caso, tienes a disposición conjuntos tradicionales chinos y japoneses.

plato-de-decoracion-con-motivo-oriental-12413-MLA20059129236_032014-F

Para el desayuno, no dudes en optar por una combinación de colores ya que te ayudará a empezar bien el día y dará a tu cocina una nota alegre.

images

¿Cuál es tu consejo para la compra de un conjunto de platos?

Si has comprado o adquirido una nueva serie de platos, queremos saber tu experiencia. ¿Qué estabas buscando? ¿Cuáles fueron tus prioridades? ¿Qué consideraciones entraron en juego? ¿Has comprado un juego completo o piezas individuales? ¿Tienes alguna marca favorita o sigues recomendaciones y advertencias?

¿Cómo elegiste tus platos? Danos tus pensamientos, consejos y trucos!